Tips de Belleza: Limpieza facial: ¿Cómo limpias tu piel?

Una de las consultas más habituales en nuestra farmacia es la limpieza facial. Hace unos años contábamos con un par de productos destinados a este fin pero hoy en día, hay muchísma variedad para todos los tipos de piel y dado que es el paso más importante antes de cualquier tratamiento, he decidido dedicarle un poco de tiempo para que sepáis un poco más sobre este tema.

Limpieza Facial

La limpieza es la base del cuidado de nuestra piel,  porque supongo que a ninguno se nos ocurriría aplicar ningún producto cosmético antes de tener nuestra piel completa y absolutamente limpia. Y si lo hacéis estáis tirando por tierra esa crema, serum, o lo que sea que os habéis comprado y os han dicho que hará maravillas. Bien, dicho esto, vamos a ver los tipos más importantes de limpiadores que pueden existir en el mercado y cómo realizan su acción.

Agua Micelar

Agua Micelar: es uno de los limpiadores más habituales pero, cuando la gente acude a comprarlo, en la mayoría de los casos no sabe cómo utilizarlo de una forma adecuada. Lo primero y más importante es saber lo que estamos utilizando. El Agua micelar y como su propio nombre indica está compuesta por Micelas que son unas estructuras químicas que atraen la suciedad de la piel dejándola atrapada en su interior.

Tienen una parte hidrófila (atrae el agua) y otra parte lipófila (atrae lípidos y grasas). Al fusionarse dichas partes se forman las micelas capaces de arrastrar todas las impurezas de nuestra piel. Dicho de otro modo, las micelas son como bolitas que atraen la suciedad y la dejan atrapada en su interior. No pueden ser absorbidas minimizándose así el riesgo de cualquier tipo de alergia.

En el caso de el agua micelar, es muy importante su forma de aplicación. Ponemos el agua micelar en un algodón que no arrastraremos con fuerza, sino que dejaremos apoyado en nuestra piel durante unos segundos y luego arrastraremos con mucha suavidad. De esta forma las micelas tienen tiempo para captar la suciedad y no se rompen. El Agua micelar es adecuada para todo tipo de piel.

Leche Limpiadora

Leche Limpiadora: la leche limpiadora es una crema más fluida de lo habitual que limpiará por arrastre suave cualquier tipo de impureza de nuestra piel. Su forma de aplicación es bastante sencilla, se puede aplicar con los dedos o mediante un algodón.  Sus restos se pueden eliminar con agua o un tissue. 

Este tipo de limpiadores son más agradecidos en las pieles secas porque les aporta sensación de nutrición y suavidad. No son demasiado adecuados o soportados en el caso de las pieles grasas ya que, en estos casos la sensación es menos confortable porque lo que estamos deseando es eliminar el exceso de grasa. En el caso de las pieles mixtas puede ser también un limpiador adecuado.

Tónico facial

Tónico: el tónico, en mi humilde opinión, es ese gran olvidado y, ¿por qué? Porque siempre lo asociamos a las personas que únicamente usan la leche limpiadora para su rutina de limpieza. Esto no debería de ser así, el tónico es un complemento muy beneficioso para nuestra piel por sus múltiples funciones: 

- Restablece el ph de la piel.
- Refresca e hidrata.
- Disminuye el tamaño de nuestros poros.
- Reduce el enrojecimiento e irritación
- Elimina restos de grasa y brillo.

Como véis es un complemento de limpieza adecuado para cualquier tipo de piel pero ojo, en la mayoría de líneas de cosmética habrá tónicos para distintos tipos de piel, así que preguntad antes de comprar o coger cualquier cosilla de la estantería. Se aplica simplemente con un algodón dando suaves toquecitos, sin arrastrar por favor......

Espumas y geles limpiadores

Geles o espumas limpiadoras: son los preferidos por las pieles grasas ya que su mezcla con agua produce una sensación de limpieza mayor. Con los geles de limpieza hay que tener un poco de cuidado porque a veces son un poco astringentes, pueden dejar la piel un poco tirante y dicho efecto no gusta en algunos casos, aunque se puede corregir con la posterior aplicación de nuestra crema o serum habitual. Su forma de aplicación es muy sencilla, se enjabona bien la piel con el producto y se aclara con agua.

Aceite Limpiador

Aceite limpiador: esta es una de las últimas tendencias en cuanto a limpieza facial se refiere. Está indicado para cualquier tipo de piel, incluidas las pieles grasas, en las que sería necesario eliminar los restos de aceite al terminar el proceso de limpieza. Son muy suaves y dado su alto poder de hidratación son una base estupenda para cualquier tratamiento anti-edad. 

Es un limpiador muy eficaz para los maquillajes waterproof porque no es necesario ejercer un fuerte arrastre para eliminarlos. Esto último nuestras pestañas lo agradecerán y recibirán un aporte extra de hidratación muy importante para que no se caigan a la primera de cambio.

Ha sido un post un poco largo pero no me podía dejar nada en el tintero o por lo menos espero no haberlo hecho. Una cosilla más.......nunca, nunca, nunca os vayáis a la cama sin desmaquillar vuestra piel, ya no sólo por como encontraréis la almohada al día siguiente, sino porque las toxinas penetran a sus anchas en nuestra piel y el efecto posterior es de una piel cansada, envejecida, cetrina......


¿Cúales son vuestras rutinas de limpieza?¿Tenéis alguna duda?



¡Espero que os gusten mis cosillas!

4 comentarios:

  1. Muy interesante, desconocía muchos productos y sobre todo la forma de aplicarlo, muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar
  2. Genial el post, muchos productos los conozco y utilizo, diariamente la verdad es que me cuido bastante porque mi piel es con tendencia a manchas y uso un tratamiento especial de la Bella Aurora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto! Eso es,hay que cuidarse porque nadie lo va a hacer por nosotras!

      Eliminar

¡¡Muchas gracias por dedicarme unos minutos!!